Actualidad

Cementerio Municipal de San José

Cementerio Municipal de San José

19 Octubre 2021

El Cementerio Municipal de San José de Pamplona fue construido en el año 1808 y se encuentra situado en una zona de la capital navarra conocida como Berichitos. El barrio se encuentra localizado al oeste de la ciudad Hace frontera, por el norte, con el río Arga y los barrios de San Jorge y Santa Lucia/Agustinos Por el oeste, limita con el río Arga y el polígono industrial de Landaben; por el sur, con el barrio de Ermitagaña y el municipio de Barañáin y por el este con el barrio de San Juan, lugar en el que TANATORIOS IRACHE SA tiene ubicado su principal tanatorio.

Historia

Por reales cédulas del Consejo Supremo de Navarra, dictadas el 3 de abril de 1787 y 19 de julio de 1804, se prohibió el enterramiento de cadáveres en las iglesias del entonces aún reino de Navarra y se ordenó la construcción de cementerios fuera de las poblaciones, señalando los medios de cubrir los gastos. La Real Cédula, promulgada por Carlos IV buscaba la construcción de "cementerios ventilados" fuera de las poblaciones.

En enero de 1806 se acordó construir el cementerio, encargando los planos al arquitecto municipal Juan Antonio Pagola. Pamplona era todavía una plaza fuerte.

El Consejo del Reino, tras aprobar el expediente el 12 de febrero de 1806, dispuso que el coste fuese cubierto por el Cabildo de la catedral, con 8.000 reales fuertes, las cuatro parroquias —San Juan Bautista, con 16.056 reales; San Nicolás, con 10.000; San Saturnino, con 12.000; y San Lorenzo, con 2.000), el hospital, que puso 1.000 y el ayuntamiento, con 16.056 reales.

Se compraron 16 robadas de terreno en el término de Berichitos, junto a la playa de la Biurdana. Costó la compra 2.849 reales (unas 1.424,50 pesetas).

El cementerio de San José de Pamplona se finalizó en noviembre del año 1808, con un coste total final de 43.765 pesetas. El 8 de diciembre de ese año se utiliza por primera vez. Al principio se creó una junta compuestas por los cabildos parroquiales, la catedral y el hospital, que atendían los gastos de mantenimiento.

En origen, el nuevo cementerio estaba dividido en ocho partes, de manera que cada una tuviese su uso dependiendo del lugar del que procedía el muerto: Hospital Militar, las parroquias de San Juan Bautista, San Saturnino, San Nicolás, San Lorenzo, Hospital civil, eclesiásticos y autoridades civiles y militares.

Propiedad municipal y capilla

Pero tras la ley 64 de las Cortes de Navarra, de 1817 y 1818, se impuso estos servicios a los ayuntamientos. El 1 de abril de 1829 se hizo cargo el municipio de Pamplona, llevándose a cabo mejoras. Las primeras, levantar un capilla y una casa para el capellán y el sepulturero. Presentaron proyectos el ingeniero militar Miguel Hermosilla y el arquitecto municipal Juan Antonio Pagola con un presupuesto más económico que fue el aceptado. El 14 de marzo de 1832 el vicario general de la diócesis de Pamplona, Casildo Goicoa, autoriza el levantamiento de la capilla.

En junio de 1833 quedó construida la capilla y una vivienda para el capellán y el sepulturero. El coste ascendió a 32.000 pesetas y fue ejecutado por el maestro de obras José Antonio Mayora siguiendo los planos del arquitecto municipal. Dedicada a Jesús Crucificado, se abrió al culto el 1 de enero de 1842 siendo su primer capellán el dominico exclaustrado fray José María Pina.

Ampliaciones

Posteriormente se ha llevado a cabo otras mejoras y ampliaciones.

El 12 de marzo de 1859 se decide duplicar la extensión con un presupuesto de 71.414 reales de vellón (17.853,50 ptas.), que incluía los muros de cerramiento, la compra de los terrenos, la construcción de sendos osarios y una cubierta de losa. El 4 de junio de 1861 se inauguró esta primera ampliación.

La ciudad crecía y con ello la necesidad de ampliar el camposanto. El 20 de febrero de 1896 se asigna una nueva partida presupuestaria por importe de 82.398 ptas. En esta segunda ampliación, además de agregar 24.564 m², dotaba al camposanto de un depósito de cadáveres, una sala de autopsias, un osario y unos almacenes, además de alcantarillas, arreglo de caminos y plantación de cipreses. Los planos, en esta ocasión, eran del arquitecto municipal Julián Arteaga y Sáenz de San Pedro. Las obras comenzaron en noviembre de 1896 y el 26 de abril de 1898 se bendijo la nueva ampliación. En 1914 ocupaba una superficie de 46.152 m².

Las ampliaciones y las obras fueron constantes durante el siglo pasado. A finales de los años 90 el Ayuntamiento comenzó a barajar la posibilidad de ampliar el camposanto y hacer varias modificaciones en todos los edificios situados junto a la entrada principal. El motivo principal era que los grupos de nichos no resultaban suficientes para cubrir la demanda, a pesar de que se construían a razón de dos centenares al año.

La puesta en marcha del primero de los hornos crematorios en el año 2000 provocó que las inhumaciones en nichos fuesen decreciendo.

La superficie actual del cementerio es de 127.930 metros m².

Información oficial del Ayuntamiento de Pamplona (link)

Otras noticias

Aportar, algo más que un compromiso

Aportar, algo más que un compromiso 19 Octubre 2021

Compromisos Irache

Ver más
Tanatorios Irache apoya a la Fundacion Ilundain desde 2010

Tanatorios Irache apoya a la Fundacion Ilundain desde 2010 19 Octubre 2021

EIS Ilundáin conmemora su 25º aniversario

Ver más
Estudio de mortalidad y virus respiratorios con la Fundación Irache

Estudio de mortalidad y virus respiratorios con la Fundación Irache 19 Octubre 2021

Estudio liderado por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN)

Ver más

En las redes